Flor de canela, Música, grupo

Flor de canela

Cuando me siento a escribir este artículo ya han pasado unos días desde la noche que me acerqué a la sala Galileo Galilei de Madrid para ver y escuchar a Flor de Canela, del descubrimiento de este grupo de cuatro chicas que desprenden profesionalidad y orgullo dentro y fuera del escenario. El recuerdo de su actuación sigue aún vivo en mi cabeza, su música y sus letras, la emoción de ver algo diferente, toda una revelación.

Este podría ser el resumen, algo superficial, del evento, pero me propongo rascar un poco sobre la apariencia de este grupo de artistas e intentar averiguar de dónde sale tanta calidad, cariño por la música y un trabajo tan redondo.

Echaba de menos escuchar música en directo bien hecha, temas propios y armonía grupal. Que todo estuviese tan bien colocado en su lugar hizo que más de uno —como yo mismo— saliera de la sala con buen sabor de boca y los oídos sedientos de más música canario-catalana.

Xerach Peñate a la batería; Paula Vegas al piano; Nuria Balaguer, cantante y Marta Bautista al contrabajo componen este cuarteto formado en la Escuela Superior de Música de Cataluña (ESMUC). Tras varios años de formación en esta institución y en el extranjero, nace la banda de la nada porque, como afirman ellas: «surge de la casualidad y luego se vuelve un proyecto más sólido».

Flor de Canela, La flor de la canela - Chabuca Granda
Vídeo de Flor de Canela interprentando La flor de la canela – Chabuca Granda. Marcel Ferrer: grabación y mezcla. Millanes Rivas y Guillermo Braga: vídeo. Grabado en ESMUC (Barcelona). Abril 2017

Estas cuatros mujeres con actitud y talento se unieron en abril del año pasado con la intención de interpretar la canción peruana que da nombre al grupo. A estas alturas suman ya casi 40 conciertos en solitario, a los que añaden alguna colaboración extraordinaria. A su trabajo como intérpretes musicales se les suma además la producción de temas propios y otras tareas más prosaicas: la coordinación de las redes sociales, el contacto con locales de ensayo, la imagen corporativa y todo lo que esté en sus manos para que el proyecto salga adelante. Como escribe Xerach Peñate en su perfil de Instagram tienen medio alma puesto en el proyecto.

Se describen así mismas como un grupo artístico y humano. Lo del arte y la buena música se entiende, y les pregunto por lo humano, qué significa. Me explican que están 24 horas al día en contacto, discutiendo ideas y cambios, de tal manera que el buen rollo, los roces y todas esas cosas de la vida cotidiana quedan aseguradas cuando se meten en una furgoneta con cuatro duros y se pegan un buen tiempo tocando por toda España.

¿Trabajan de manera democrática?, pregunto. A lo que Paula, entre risas, responde: «Somos un grupo mierdocrático».

Siendo un grupo de mujeres, ¿qué hay del feminismo? «Somos claramente feministas. Aunque lo que nos une es la música, no descartamos hablar de feminismo en nuestros temas».

En lo que respecta a sus orígenes, afirman que su estilo musical no se ve claramente afectado por estos, que se pueden ver influenciadas por el funky, el pop o la música latina, aunque les es difícil catalogarse y prefieren trabajar en conseguir un sonido propio.

Sobre cómo acoge el público su música no tardan en afirmar que «tocar en Canarias está fleje guapo, la gente se entrega mucho». Y sobre si ese entusiasmo del público ayuda a sobrevivir en el panorama musical de este país: «la música no está regularizada en la mayoría de las ocasiones. Hay sitios en los que ni siquiera se acuerdan de que tocas. Ser músico en España es algo difícil y de valientes. El valor que se le da aquí a la cultura deja mucho que desear».

A pesar del duro panorama, están concienciadas de que «esto es como una empresa, y al principio necesitas energía extra para poder sufragar los gastos». Y comentan, sin demasiado entusiasmo, el sistema establecido en Cataluña por muchos locales, la Taquilla inversa, por el cual los espectadores pagan lo que consideran oportuno.

Entre tantas subidas y bajadas y ante estas vicisitudes del destino, sonríen y afirman que están en un “previo” con intención de grabar un disco con los temas propios que han ido sacando en sus conciertos. Y es que ahora mismo Juanma Latorre, guitarrista de Vetusta Morla, anda echándoles un cable y viendo que posibilidades hay para sacar el disco adelante.

Al llegar a este punto no tarda en salir la cuestión del trap y la música comercial, y surge una retahíla de frases directas y concisas:

—Nuria: «Hay fórmulas que funcionan y que no».

—Paula: «Funciona más la imagen, el producto, los seguidores…».

—Nuria: «En el trap las bases son todas iguales».

—Paula: «¡¡Queremos un hater!!».

—Nuria: «Cada uno se las apaña como quiere para llegar a donde quiera. Nosotras apostamos por la música».

En colación a esto último, cae la pregunta de su meta final. Afirman claramente que aspiran a lo máximo, a poder transmitir cada vez más, pero son consientes del contexto en el que nos encontramos y explican que la alarma musical ha saltado cuando el criterio ha pasado de ser del nivel musical, al nivel de seguidores.

Para terminar les propongo uno de esos juegos que ahora se llevan tanto y en el que deben responder con lo primero que les viene a la cabeza:

Calle 13: Mestizaje.

Música: Felicidad.

Dinero: Necesidad.

Arte: Reflejo.

Canarias: Paraíso.

Cataluña: Molt Be.

Mariano Rajoy: Trap.

Echamos unas risas, me recomiendan que escuche a Roundabout de Yes y llega el momento de despedirnos. Me quedo con la sensación de haber escuchado y conocido a un grupo de capitanas que hacen música con letra mayúscula.

Flor de canela – Reportajes – Revista 7iM
Flor-de-canela-8-Reportajes-Revista-7iM
Flor-de-canela-7-Reportajes-Revista-7iM
Flor-de-canela-6-Reportajes-Revista-7iM

Tags:

  • Manu Navarro

    Las Palmas de G.C., 1992. Reside actualmente en Madrid. Realizó estudios en Audiovisuales. Es fotógrafo colaborador en diversos medios periodísticos. Le interesan más la personas que las fotos y las historias más que la estética. Firmemente convencido de que una imagen no cambia el mundo, también lo está de que hay historias en el mundo que han de ser contadas.

  • Mostrar comentarios (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *

catorce + 6 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ads

Te puede interesar

Primero bailamos en Stonewall. Luego, en todo el mundo

Entonces comenzaron a amotinarse vecinos y vagabundos de Christopher Park para pedir que la ...

Manteando la cochinilla

Ha tenido que pasar más de un siglo para que la cochinilla de Canarias ...

San Cristobal de La Laguna (Aguere). Tenerife

24 horas en La Laguna

Aguere es una ciudad de paseos tranquilos con un tempo de pueblo pequeño, bullicioso ...

ZETRA - Days of Hope - 7 Islands Magazine

ZETRA – Days of Hope

Siempre había creído que no existió un movimiento pacifista en Yugoslavia, que ese concierto ...

Islas, Canary Islands, Conferencia de Paz 1919

Canary Islands, study nº 123

¿Qué hacía un informe sobre las Islas Canarias, elaborado por los británicos, en las ...

Óxido (03) - Sara Yun

Óxido

Invisibles ante la sociedad solo tienen dos opciones; rendirse y renunciar o luchar por ...