Sentencia la manada, violación

«No es abuso, es violación»

Aunque parezca extraño, para que un hombre no se vea con el derecho a tocar, agredir o violar a una mujer ésta tiene que hacer explícito previamente su rechazo con un No. Y aún así, puede darse el caso en el que además tenga que oponerse físicamente y arriesgar su vida para demostrar que no consiente, se encuentre en el estado físico que sea, se enfrente a un solo hombre o a una manada.

Si no es así, si no logra llevar a cabo esa acción heroica, que posiblemente ningún juez lograría si se viera en esa tesitura, entonces el hombre, o la manada, tiene cierto derecho sobre el cuerpo de su víctima.

La Comisión Europea realizó en 2016 una encuesta sobre violencia de género. Uno de los datos sorprendentes fue que un tercio de los encuestados consideraba normal una relación sexual sin consentimiento siempre que se dieran, entre otras, las circunstancias de que la mujer vistiera de forma provocativa, estuviera ebria o drogada, que no dijera  no claramente o que no se resistiera.

Aunque la sentencia no haya sido así de explícita, ese es el mensaje que han transmitido a la sociedad los jueces de la Audiencia Provincial de Navarra.

Al margen de la podredumbre moral evidente de una parte de la sociedad masculina —nos guste o no—, y que debería ser analizada, la cuestión urgente es revisar las leyes que deben proteger a las mujeres.

Y no se trata de un problema nacional. Ciñéndonos a nuestro entorno, encontramos que tan solo 9 de los 33 países europeos tienen legislaciones que reconocen que el sexo sin consentimiento es violación. Ni siquiera los admirados estados nórdicos por sus políticas sociales están a la altura. Solo Islandia ha incorporado el concepto de consentimiento en su cuerpo legal. Pero los únicos países que han implementado de forma práctica una ley que hace explícita la idea de que si no hay consentimiento es violación son: Inglaterra, Gales, Escocia, Irlanda del Norte, República de Irlanda, Bélgica, Chipre, Luxemburgo y Alemania.

Curiosamente, 20 de esos 33 países firmaron el Convenio de Estambul, que establece la obligación de penalizar cualquier acto de carácter sexual realizado sin consentimiento. A pesar de los llamamientos del Comité de la ONU para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer a los países europeos para que cumplan el Convenio de Estambul, la parálisis es evidente.

Quizá manifestaciones como las que se sucedieron ayer en varias ciudades españolas obliguen a los gobernantes a tomar conciencia, a asumir y contemplar en la ley un concepto tan sencillo de entender como que una relación sexual no consentida es violación.


Reportaje fotográfico de la manifestación en Madrid contra la sentencia del caso de “la manada” el 26 de abril de 2018.

Fotografías de Manu Navarro.


Fuentes:

Amnistía Internacional

Comisión Europea

Tags:

  • Revista 7iM

    Comenzamos a tramar esta locura hace un año, animados por un puñado de amigos que nos susurraban al oído que la idea era buena, que el propósito era exagerado pero fascinante, que por lo menos diéramos el paso y que luego ya veríamos; que a veces las aves milenarias se dejan ver.

  • Mostrar comentarios (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *

cinco × 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ads

Te puede interesar

La noche del referéndum

Yoga, bailes, juegos y conciertos. Así fue la noche del referéndum en Santa Maria ...

Referéndum de Cataluña 1-0, 1 de Octubre

Crónica de un referéndum anunciado

A tres días de la convocatoria del referéndum sólo quedan escenarios intangibles en los ...

Ley de dependencia, reportaje fotográfico

Detrás de la máscara

Este reportaje denuncia el retraso de la aplicación de la Ley de Dependencia en ...

Reportaje no autorizado

Este no es el reportaje que hubiéramos querido publicar. Nos hubiera gustado incluir todas ...