Beth Abad Giralt, Senadora PDeCAt, Reférendum de Cataluña, Referéndum 1-0

Beth Abad Giralt: «Lo importante no es ganar ni perder, sino crecer»

Beth Abad Giralt es senadora por el PDeCAT, partido del presidente Puigdemnot, que ha liderado el Procés. Es licenciada en Derecho por la Universidad de Barcelona, especializada en Derecho Administrativo y Procesal. En 2013 asume la dirección del Centro de Iniciativas para la Reinserción, dependiente de la Generalitat, cargo que ocupará hasta noviembre de 2015. En enero de 2016 entra en el Senado designada por el Parlamento de Cataluña. La senadora nos recibe en la sede del PDeCAT en Barcelona, al mismo tiempo que comienza el recuento de votos del referéndum del 1 de octubre.

***

Beth Abad Giralt, Senadora PDeCAt, Reférendum de Cataluña, Referéndum 1-0

¿Ha sido un éxito este día?

Ahora mismo lo estábamos hablando entre los compañeros…  mira, yo nunca tomo cerveza pero hoy sí… es que hemos tenido una semana… y no es lo mismo vivirlo aquí que en Madrid [donde trabaja]. Yo estuve en la manifestación de la Puerta del Sol y sé que hay una parte de la sociedad de allí que entiende nuestro derecho a decidir, que es lo único que nosotros, desde el primer momento, pusimos encima de la mesa, o sea el derecho a votar. Es tan fácil como esto… Que el PP y el Partido Socialista Obrero Español entiendan que esto es antidemocrático (risa irónica)… que me lo expliquen.

También han recibido apoyos desde fuera de Cataluña

Mira, precisamente esta semana tuvimos pleno, presentamos una moción sobre el derecho democrático a poder decidir y, en este sentido, tengo que decirte que tanto el portavoz del grupo del Partido Nacionalista Vasco, Bildu y los representantes de Podemos sí que apoyaron, aunque con ciertos matices, que todo el pueblo de Cataluña tenía el derecho al ejercicio democrático de su derecho a votar.

Bueno, pero no se ha dicho que no sea así, sino que el referéndum es anticonstitucional.

Y con eso también han dicho que no somos demócratas…

Pero es muy habitual que se lo digan los unos a los otros.

Pero, es que para mí la democracia es precisamente poder ejercer tu derecho a votar, ¿no? ¿En qué país democrático se le puede tener miedo a unas urnas y unas papeletas?

Creo que ese principio es compartido por todos.

No, porque ellos parten de la base de que lo que nosotros queremos es antidemocrático y anticonstitucional. Es más, me parece que fue el portavoz del PNV quien dijo en la cámara por siete veces “he intentado llegar a un diálogo y negociación y en todos estos años la contestación ha sido no”.

Me he encontrado con mucha gente estos días por la calle que, independientemente de que fueran a votar sí o no, no estaban de acuerdo el procedimiento que se llevó a cabo en el Parlament.

A ver, lo que se hizo en el Parlamento fue votar precisamente la ley que permitía poder votar. Si uno está muy seguro de lo que quiere, tiene la posibilidad de decir en una urna , no o votar en blanco. Nosotros lo único que pedíamos y que pedimos hoy, y el pueblo de Cataluña lo está demostrando, es poder ejercer el derecho al voto. Otra cosa es que haya unos partidos independentistas, como el mío, que evidentemente hemos hecho campaña a favor del , con el mismo derecho que tenían otros de hacer una campaña por el No. Hoy he estado en una mesa electoral y ha venido un chico a votar con una bandera española, y la gente no le ha dicho nada. Tenía tanto derecho como yo. Yo he hecho campaña por el Sí, porque estoy en un partido que evidentemente apoya la independencia de mi pueblo y otros partidos que no lo apoyan, como cualquier elección. Aquí el problema es que es una vergüenza, desde mi punto de vista, que el Estado español prohíba el derecho a votar a un pueblo.

Pero, a partir de hoy, ¿cómo van a lidiar con esa gente que no comparte el procedimiento?

Yo, que estoy en el Senado, no sé los proyectos de ley por urgencia que llevamos ya, no sé cuantos.

Pero este es un procedimiento muy importante, sin la posibilidad de enmiendas y sin vuelta atrás.

Vamos a ver, es que este es un proyecto donde se pidió, en un primer momento y ya hace mucho, que formaran parte todas las formaciones políticas de Cataluña, y fueron ellos los que se autoexcluyeron.

¿Eso significa que es responsabilidad de estos partidos que se haya excluido a sus votantes?

Bueno, ellos representan lo que representan, claro. Pero es que aquí todo es muy perverso, las comisiones empezaron ya hace un año y medio, donde tenían cabida todas las fuerzas políticas de Cataluña. Si tú te autoexcluyes no puedes decir que no has participado, eso no es válido. No estás porque no has querido. Y en el Parlamento de Cataluña hay una mayoría de 72 diputados y todos han tenido su oportunidad de formar parte de la comisión redactora.

Pero, insisto, cuando quieres aprobar una ley, ésta puede ser discutida previamente, enmendada. En este caso no ha sido así.

Es como yo si estoy en el Senado, se forma una comisión, me dan la oportunidad de participar en la ponencia y yo digo que no quiero formar parte. Entonces, el texto que salga yo no lo puedo discutir. A ver, desde mi punto de vista, es que hoy NO se votaba la independencia directa, tenías la opción  o No. Hoy se preguntaba eso, un referéndum es eso. Mira lo que pasó en Escocia, ¿verdad? Y salió el no. Se consultó al pueblo, que es lo que se ha hecho hoy.

Esta mañana me encontré con gente que no sabía aún qué iba a votar, pero que tenía claro que quería ejercer ese derecho. Me resultó curioso que no tuvieran dudas el respecto, pero sí sobre la independencia.

Exacto, y yo, que soy independentista, también soy demócrata y aceptaré lo que digan las urnas. Pero lo primero tiene que ser que la gente vote y ya veremos los resultados. Y si hay una España que no entiende el concepto de democracia esto a mi me indigna. Yo lo que quiero es una constitución catalana.

¿Puede que les pase como al PDeCAT, antes CiU, y se conviertan al independentismo?

Es que respondíamos al modelo político de aquel momento. Es como todo, en la vida evolucionas y progresas. La realidad política del país en el 78 era una, en 2000 era otra, y en 2017 es otra. Y Cataluña ha evolucionado, ha progresado. A medida que tú vas progresando en tus derechos, tus libertades, tus competencias, tu derecho de autodeterminación, también exiges más, sobre todo cuando estás dando y se te van recortando estos derechos. Y hay un momento, un punto de inflexión en el que dices hasta aquí. Creíamos en este modelo, pero ahora ya está obsoleto. Y si hablamos de ciencia política, que es lo que a mí me gusta, ¿el ciudadano está sujeto a una ley o es la sociedad quien, en función de sus necesidades, exige una ley para que las regule? Ese es el problema.

¿No se habría llegado a esta situación si el resto de los partidos a nivel nacional los hubieran acompañado en ese cambio de progreso?

El discurso que yo he visto en los partidos gubernamentales —el PP y el PSOE— deja mucho que desear en ese ámbito. Yo no he visto en ningún momento la voluntad de creerse que el Estado de las Autonomías ya no tiene sentido. La España del 78 no es la misma que ahora…

¿Significa entonces este referéndumm una señal para toda España?

Sí, sí —esta es mi respuesta personal, no de partido—, yo estoy convencida de que hay un antes y un después, con independencia de los incidentes provocados por el Gobierno español, que no ha entendido que la democracia es escuchar al pueblo. Esto merece una reflexión política de alto nivel y no solo en España sino también en Europa.

¿Por qué en Europa?

Porque Europa también se tiene que plantear qué es lo que está pasando

¿Un nuevo planteamiento de las nacionalidades en Europa? Hay muchas.

Verdad. Yo soy europeísta, lo he sido siempre, desde la Facultad. Allí monté una asociación por el proyecto europeo, respetando las singularidades de cada uno de los pueblos que forman parte de ella, para crear una Europa unida, democrática, social y justa. Europa está viviendo momentos muy complicados, no solo el de Cataluña… por ejemplo, con la política de refugiados… Estamos ante un cambio de orden social, por tanto, también político. Para mi la independencia es progreso en todos los sentidos. No puedo comprender lo que estoy viendo en ciertos partidos políticos que se han quedado aun en el año 78.

Por esa regla de tres ¿los únicos partidos políticos que no se han quedado atrás en el país y han progresado con ustedes serían PNV, Podemos y Bildu?

No lo sé. Claro, Bildu lo tiene clarísimo, el PNV…

¿Coincidirían en esa idea de ustedes de progreso con ideologías muy dispares?

Sí, pero son partidos democráticos… Y el Cuerpo Nacional de Policía, como ha actuado hoy, para mí son fuerzas de ocupación, que coartan mi libertad de expresión. En cualquier caso, si el Gobierno de España no entiende que hay un antes y un después de mayo 2011, es que tiene un problema.

¿El problema puede ser que no haya vuelta atrás?

No, no, es que en 2011 el pueblo dijo que lo que servía antes, ahora ya no sirve, que queremos respuestas.

Entonces, hablando de respuestas, ¿cuál es el plan de futuro? 

Ya sabía yo que me preguntarías esto, y yo, como soy muy pragmática, te digo que ahora lo que pienso es como terminamos hoy [por el 1 de octubre], y mañana [2 de octubre] será otro día. A mí no me ha gustado lo que ha pasado, que haya 465 personas heridas [844 al final] por querer ejercer su derecho a voto. Yo, como he vivido muchas noches electorales, si algo te da la experiencia es ser prudente y hablar cuando puedes hablar.

¿Le da algún crédito a los rumores sobre la detención del president Puigdemont?

Mira, yo los rumores los considero… Soy receptiva pero a mí me gustan los hechos. Mira, en la campaña electoral decía que se podría votar y que habría papeletas, y mucha gente me decía que estaba muy segura y no me he equivocado: había papeletas, urnas y la gente ha ido a votar. Y ¿sabes por qué estaba tan convencida? Porque veía a un pueblo valiente. La conclusión que saco de este día podría ser pesimista, pero yo soy optimista por naturaleza, me gusta ver el vaso medio lleno a medio vacío: lo que se ha visto hoy es la grandeza de este pueblo y eso nadie me lo podrá negar. Cuando ves  abuelos, abuelas, padres, niños, familias que, con la que está cayendo, están ahí aguantando, esto es imparable, me llena de optimismo, es la força d’un poble, y eso es democracia. Esto a mí me emociona, me he puesto a llorar, la gente no se ha quedado en casa, a pesar de la lluvia y las imágenes que han visto. Y es que ya se vio con el atentado en Barcelona… ¿pero qué se creen que es esta sociedad?

Sí, eso no se puede cuestionar, pero ¿cree que se ha conseguido que se vote de forma correcta y eficaz?

Sí, a pesar de todos los obstáculos y la guerra sucia. Sí, porque he visto las colas. El cambio de chip es: ¿Quién es este Rajoy para decir que yo no puedo votar lo que quiera? Aquí me doy cuenta del cambio de mentalidad, que eso es lo que significa ser demócrata.

Cómo efecto colateral, ¿Rajoy va a dimitir o lo van a obligar a dimitir?

[Risas] Un hombre que no sabe ni dar una rueda de prensa… Mi opinión personal es que para Rajoy hay un antes y un después, ¿tú crees que para su Gobierno esto es un éxito? ¿Tú crees que es un éxito?

Me gustaría saber lo que piensa usted.

Lo que yo pienso ya lo sabes, el problema es que ellos tienen que empezar a reflexionar sobre si esto es un éxito o no. Cuando hay imágenes como esas, que dan la vuelta al mundo, desde mi punto de vista, este hombre tendría que dimitir ya, si realmente es demócrata y si realmente tiene responsabilidades políticas. Esto es un fracaso desde el punto de vista de cualquier demócrata, para mí es un fracaso. Pero para ellos, la Policía ha actuado proporcionalmente… Claro, cuando oyes estas declaraciones, te preguntas dónde está la proporcionalidad de la actuación policial.

Volviendo a los rumores, ¿podría ocurrir que se proponga una moción de censura a Rajoy?

Para una moción de censura a Rajoy —y perdona que sea tan quisquillosa— me gustaría saber qué piensa la izquierda española, es decir, el PSOE. A ver, la actitud del PP no me sorprende, pero ¿dónde está la izquierda española, los abanderados de los valores democráticos y la libertad de expresión? Una moción de censura solo puede ser viable si la izquierda la pone encima de la mesa, pero yo veo al PSOE apoyando al PP. Cuando escuchas las declaraciones de Ros (Susana Ros) no criminalizando la actuación de la Policía…

Para terminar, cree en una de las frases favoritas de Puigdemont: ¿ya han ganado? 

El señor Puigdmont es, desde mi punto de vista, un hombre de un coraje y de un sentido, un demócrata nato. Es un hombre del pueblo, sencillo, para el pueblo y con convicciones. Mira, lo importante no es ganar o perder, lo importante es crecer. Si tú me preguntas si hemos crecido y hemos progresado: Sí.

 

Tags:

  • Mostrar comentarios (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *

17 − 11 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ads

Te puede interesar

Nicolás Estévanez, Pensamientos Revolucionarios, Mateo Morral, Carlos ÁlvarezNicolás Estévanez

Un autorretrato, tres retratos y una sospecha

Nicolás Estévanez es un personaje singular, contradictorio, fascinante; fue militar, conspirador y alzado en ...

dronestagram

Hay algo en el cielo y nos fotografía

Karolis Janulis gana el tercer premio de la comunidad Dronestagram con su fotografía de ...