Govern, referéndum de Cataluña, procesismo

Guillem Martínez: «El discurso del Govern es ultraliberal y derechista»

Entrevista a Guillem Martínez

Guillem Martínez (Cerdanyola, 1965) es escritor y periodista. Ha publicado en El País, Playboy e Interviú y ha sido guionista del programa de televisión Polònia, de TV3. Es autor del libro CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española (Editorial Debolsillo). En la actualidad colabora con la publicación Ctxt, donde ha ido publicando una serie de crónicas en su columna Procesando el Procès, sobre los acontecimientos que se han ido dando en Cataluña hasta culminar en la convocatoria del 1-O. Un análisis crudo y sin medias tintas sobre las responsabilidades compartidas de todos los actores de este momento histórico.

***

Govern, referéndum de Cataluña, Guillem Martínez

¿Vas a votar?

Si… votaré. Votaré como la otra vez que voté [consulta de 2014]: nulo. Enunciando que esto no es un referéndum. Pero esta vez no sé si habrá urnas… esa es la duda.

Es un referéndum anticonstitucional, pero no ilegal…

Es que como referéndum es una payasada, pero es algo muy serio por lo que tiene de protesta. Estamos en una crisis de fin de régimen y el Estado no ha querido negociar algo muy sencillo y ahora tendrá que enfrentarse a algo muy complicado.

Lo que me estás diciendo es de sentido común, pero entonces ¿qué hacemos aquí?

La apuesta de 2012 era ridícula, era votar lo que fuera, el día y la pregunta que se decidiera y luego simplemente se inauguraba un turno de negociaciones entre gobiernos. Lo que se quería era un pacto fiscal, que es como se conoce “mejorar la financiación” y esto era la apuesta inicial. Entonces se ha ido haciendo propaganda por el procesismo para ir ganando votos, se ha ido calentando al personal, el estado no ha hecho nada, no se ha comunicado y ahí está la bola de nieve.

En uno de los locales de la CNT me comentaban que están convencidos de que hay un acuerdo ya, que se va a pactar por dinero, como hiciera Pujol en su momento.

No sé si hay pacto, pero puede haberlo en el sentido de que todo el procesismo está muy disciplinado, ejemplo: el día 20 o 21, cuando se convocaron las elecciones, las calles eran de esta gente y por la noche salieron los líderes de la ANC y de Omnium y les dijeron que se fueran a sus casas, y todos se fueron…, esto es único en el mundo. ANC y Omnium —sobre todo ANC— es algo nuevo en Europa que es una especie de asociación peronista que vincula un gobierno con la sociedad…

¿Peronista, en qué sentido?

Una estructura de poder, y el peronismo no es precisamente de izquierdas [risas]. Por ejemplo, la ANC ha prohibido cualquier manifestación que no convoquen ellos, que será entendida como una provocación por parte de ellos y de los mossos. Están dirigiendo con disciplina absoluta el procés y esto ayuda a pensar que cualquier pacto en las alturas será fácil. Y ya te digo, no sabemos lo que es el independentismo, oficialmente es el 48% en las últimas elecciones, las últimas encuestas apuntan al 76%, después de la represión puede ser el 90% o el 20%, no lo sabemos. Entonces, hay un referéndum y es necesario apechugar con él, pero no sabemos si hay riesgo de pacto.

El jueves, cuando llegué a Barcelona, mi primera impresión fue que no pasaba nada, como si el referéndum fuera una atracción más de la ciudad en estos momentos.

No pasa nada, todas las protestas las está canalizando la ANC y ellos también las han desarticulado: una acampada que duró una noche, porque luego consideró que no era necesaria; las manifestaciones que ha retirado; el domingo organizó un acto y después remitió a la gente a su casa hasta el día del referéndum. Entonces, para que pase algo esto se tiene que desbordar y no parece previsible que se desborde. Lo único que lo puede desbordar es la violencia del Gobierno.

¿Crees sinceramente que es la única?

Sí, la única.

Cuando me acerqué a la Universidad de Barcelona me sorprendió la energía de los chicos jóvenes, que creen firmemente en un país nuevo, donde posiblemente ellos no van a vivir mejor, pero sí sus hijos.

No, esto lo dice todo el procesismo, que parte de esta premisa: el catalanismo se ha visto obligado a aplicar los recortes. Pero cuando los practicaron (los recortes) fueron los más duros de Europa, por encima de los griegos y más que los españoles. El estado de bienestar aquí ha desaparecido, la sanidad y la educación universal no existen en Cataluña, tampoco la ayuda social. El razonamiento es “no lo hemos hecho porque no somos independientes”, lo que me parece a mí una excusa de niño pequeño.

Pero hay gente que se la cree…

Todo el mundo vinculado a la ANC, para ellos no hay sombra de duda de que la derecha catalana ha hecho lo que hace la derecha del mundo porque no son independientes. Y queda explicar por qué se ha hecho en Grecia, por qué se ha hecho en España, Italia, Irlanda… esto queda sin explicar.

¿Cuál es el papel que están jugando los medios de comunicación? ¿Hay una batalla política y una batalla mediática?

Es una batalla mediática sobre todo. En política, de hecho, hasta la convocatoria del referéndum el Govern no ha hecho NADA en cinco años y los medios no han verificado nada, se la han colado a base de repetirlo. De hecho se está viendo ahora que es un referéndum absolutamente improvisado. Hay detalles fantasmagóricos, el hecho de que tengan que pagar a los observadores es absurdo; o que hayan desactivado el Estado para hacer un referéndum rebelde sin que hayan podido planificarlo, es un error de cálculo de información. Hay una bolsa de comunicación muy importante —en España hay otra, la de ….—con perdón— los cojones, la unidad— y aquí sí que lo que dice el Govern es verdad. Pero ahora esta mintiendo de manera muy peligrosa, porque está comunicando a la sociedad el mensaje de que no está desobedeciendo y que no habrá represalias… va a haber represalias descomunales.

¿De qué tipo?

El domingo se verá si son violentas —que es posible porque hay 16.000 policías aquí, en el puerto— y luego económicas. A todo el mundo que se le pille el DNI en un colegio electoral tendrá multas descomunales. Por cierto, que el Govern suspendió la sindicatura electoral para no pagar esas multas, es una cobardía absoluta, incitando a la sociedad a hacer algo que ellos no han tenido el coraje de hacer.

Y hablando del Gobierno, ¿para qué sirve el vídeo de Hispanofobia?

Hombre, yo creo que los catalanes —los que lo están haciendo— están haciendo algo que les gustaría también hacer a los vallisoletanos, a los canarios o a los etruscos, es decir: Separarse del PP. El partido popular es un partido residual en Cataluña… no sé cuántos tíos tiene, igual 9. Y en España, desde el aznarato, hay una idea de nacionalismo muy inquietante y agresivo con el resto de realidades del estado.

¿El objetivo es mantener al resto de los nacionalismos bajo cuerda?

El descubrimiento del PP, que es fenomenal y le cambió la vida a toda la política española, es que se puede gobernar en España sin Cataluña. Y siempre había sido necesaria para pactar con el PP y con el PSOE. Sigue siendo necesaria para pactar con el PSOE, pero ya no para pactar con el PP.

Y ahora tiene la presión del PNV…

Si, pero necesitará más, porque el PP está cayendo. Me refiero a que durante una época dorada y solamente con un discurso ultranacionalista que ahuyentaba al votante catalán, se gobernaba en España. Entonces el PP necesita cambiar de discurso. Ha perdido millones de votos desde el 15 M y , aunque cueste creerlo, el PP acabará desapareciendo y aparecerá otra derecha que vete a saber cómo será.

¿Crees que tiene algo de positivo este movimiento para el resto de los españoles?

No lo sé, el procés no ha sido constante, ni ha tenido el mismo discurso en cinco años. Desde la última legislatura tiene un discurso social, que se puede hacer con asociaciones peronistas. La política ha sido de austeridad y reaccionaria, en plena crisis se han dado 30 millones de euros a los colegios del Opus… El discurso es reaccionario y social desde hace un año… y cuela. Anteriormente y sobre todo en la génesis de todo esto, se creó una idea de independencia a partir de la riqueza, es decir, si dejamos de dar a los fondos de compensación para otros territorios pobres y SOLO con lo que cobráramos de IVA, seríamos uno de los países más ricos de Europa. Eso es un discurso ultraliberal y derechista, es subir el IRPF e ir tirando con IVA —que era la fantasía sexual de Aznar— y suprimir la solidaridad económica; que no se puede suprimir, porque seas o no un estado independiente siempre pagarás, a la Unión Europea o al Estado, los fondos de cohesión, SIEMPRE, y  que, de hecho, es lo único que queda de la socialdemocracia.

Uno de los argumentos del Gobierno y que mucha gente comparte, es que Cataluña sería incapaz de sobrevivir por sí misma.

Cualquier país del Sur es incapaz de sobrevivir por sí mismo… cualquiera. Si un estado catalán existe —que yo no estoy en contra ¿eh?, que a mí eso me da igual— el Estado debe tener una responsabilidad que es el pago de deuda que le tocara. Esa sería la función española, griega, la portuguesa, no es posible otra política. Y no es posible porque las izquierdas están mirando para otro lado y las derechas están aprovechándolo.

Independientemente del aspecto económico, ¿hay algo que se ha roto entre la población catalana y el resto de España? Hablo de sentimientos.

No. Los historiadores de China, por ejemplo, anecdotizan mucho el Estado, ahora hay una China que no es verdad, nunca ha habido una sola China, ha habido dos, tres, cuatro, cinco… España es una realidad cultural, existe, pero ahora mismo España son cuatro estados: España, Portugal, Gibraltar y Andorra y pueden ser cinco, seis o veinte. Me refiero a que la identidad cultural, que es antiquísima, pues seguirá llamándose España, pero puede haber más estados, y no es malo ni bueno. Incluso, yo creo que en ese sentido España es un estado fracasado porque no ha podido unir a toda España, solamente a un estado y con mucha sangre.

¿Pasaría por compartir las culturas diferentes de España como propias?

Se ha hecho con el culo, por ejemplo, los estados plurinacionales —que España mientras exista es un estado plurinacional de hecho, aunque no sea legal— tienen diversas opciones para solucionarlo. Hay una opción canadiense que es cultural y una belga que es territorial. En la canadiense, en cualquier que nazcas tienes derecho a ser escolarizado y a hablar en la lengua que elijas, sea inglés o francés. En Bélgica, que es más o menos el modelo que siguió España, es territorial, si naces en Cataluña o Euskadi tienes unos derechos, pero si naces en Madrid no los tienes. Yo creo que —y aquí soy muy antieuropeo— se tendría que acabar con la lengua oficial de una vez en todas partes. Hay una lengua de consenso en España que es el castellano, hay que quitar la oficialidad de las lenguas y desdramatizarlas y crear derechos en cualquier punto del estado. El catalán tienen derecho a ser educado en Andalucía y el andaluz a ser educado en Cataluña. Pero esto es una estructura que el Estado no se puede permitir y cuando podía no lo permitió. Ahora imagínate al Estado pagando este proceso: a un vasco en Huelva… [risas] el estado no lo va a hacer nunca.

¿Podría haber medios?

No, no, ya no hay medios, los hubo. Y es serio, las sociedades bilingües son muy tolerantes, no tienen estos problemas de 40 años con minorías. De hecho, el proyecto de la derecha catalana, que era Convergencia, era hacer dos ciclos educativos uno en castellano y otro en catalán y fueron las izquierdas las que se negaron para evitar una división social. Igual ni hubiera existido porque hay unos mecanismos, aquí estamos todos juntos. Generalmente se habla catalán, y si alguien no habla catalán se habla castellano, no hay reglas, las sociedades bilingües son muy rápidas, no tienen problemas, cuando no las encabrona el Estado son muy tolerantes.

Leí en El País que hay periodistas que se sienten presionados a la hora de informar desde aquí.

Ese titular se parece mucho a lo que dijo la APM de Madrid respecto a las presiones de Podemos, pero este es importante porque es un informe que no hace la APM, sino Reporteros sin fronteras, que es un organismo internacional que cubre zonas en conflicto. Y sí, está pasando algo, porque los medios catalanes y españoles son un truño e informan sobre todo de puntos de vista gubernamentales. Y lo que está pasando estos años es que hay un nuevo fenómeno que son las redes y lo que ha pasado, y esto es inquietante, un cero patatero en nuestra cultura democrática, es que un político empieza a hacer críticas a un periodista por las redes sociales, educadas, pero con ellas abre la veda a todo lo que viene detrás.

¿Qué casos?

Hay muchos… A mi me ha pasado tres veces con políticos: te hacen un comentario educado de “quizás no tengas razón” y luego los trolls comienzan a insultarte y amenazarte con mensajes en Twitter. Hay que saber poner todo en su lugar, no debe haber jueces en la Red, debe ser neutral, pero lo que es llamativo es la participación de políticos…, esto, para mi gusto, es muy grave.

¿Cuál es la responsabilidad del periodismo en estos momentos?

Pues lo que no ha hecho: fiscalizar. No ha fiscalizado el Procés en ningún momento, tan solo ha explicado lo que decía el Govern como si fuera verdad: el govern no ha hecho nada hasta que convocó el referéndum. Y por otro lado, en España tampoco se ha explicado nada y quizás se ha fiscalizado muy poco lo que ha hecho el Gobierno desde la semana pasada: un abuso de derechos y libertades, pero bestia. Esto no se puede permitir en un Estado, que se clausuren webs, registros sin orden judicial, que se repriman manifestaciones sin orden judicial y que se trate el referéndum como la bomba de Hiroshima, y en realidad es un acto de protesta. Por mucho que lo diga el Govern, NO es un referéndum, es un acto de protesta y se va a reprimir duramente, y eso no es de recibo.

 

Tags:

  • Gustavo Gil

    Las Palmas de G.C. 1965. Se licenció en Ciencias de la Información en Madrid y estudió cine en los EE.UU. y Cuba. Ha trabajado varios años como realizador y dirige la productora Conspiradores entre Madrid y Las Palmas de G.C. Cada vez tiene menos cosas y más proyectos. El último es la revista 7iM, de la que es codirector. Por lo demás, se encuentra bien, intentando trabajar lo menos posible.

  • Mostrar comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *

catorce − siete =

Ads

Te puede interesar

Beth Abad Giralt, Senadora PDeCAt, Reférendum de Cataluña, Referéndum 1-0

Beth Abad Giralt: «Lo importante no es ganar o perder, sino crecer»

Mira, lo importante no es ganar o perder, lo importante es crecer. Si tú ...

Elio Quiroga...el que sueña

Elio Quiroga, con los que sueñan

Elio se aleja, y lo imaginamos ya inmerso en sus novelas, guiones, rodando, escribiendo ...