La mierda en el sofá al rato ni huele

Los tuits de Donald Trump

 

Tuit de Donald J. Trump. 14 de julio de 2019. https://twitter.com/realDonaldTrump/status/1150381394234941448

Como pasa con la mala música y la telebasura, a base de repetirse hemos terminado acostumbrándonos a los exabruptos de Donald Trump. El último ha consistido en “mandar a sus países” a congresistas de origen latino o afroamericano críticas con su gestión. A través de Twitter, su sala de prensa oficial, escribió entre otras cosas lo siguiente: «¿Por qué no vuelven a sus países y ayudan a arreglar esos lugares, que están totalmente rotos e infectados de crímenes? Entonces que vuelvan aquí y nos digan cómo se hace». Uno se pregunta cómo es posible que ningún periodista haya hecho sudar al Presidente preguntando si Melanija Knavs, su esposa, también debería irse a su país, pero luego recuerdo lo que me desveló en un libro el antropólogo Marvin Harris: que los cerdos no sudan.

Pasa lo mismo que con el excesivo consumo de pastillas para el dolor de cabeza, que perdemos sensibilidad. Lo más terrible de Trump es que hemos normalizado sus eructos avinagrados en el tanatorio, porque no respeta ni a los muertos. Dicha normalización ha dado ánimos a esa caverna que andaba huérfana de referentes suficientemente hooligans como para extenderse por todo el planeta. Bolsonaro, Salvini o nuestro españolísimo Torrente Abascal, son hijos de Trump.

La cuestión es más profunda que el penoso hecho de que un niño pijo y malcriado en el cuerpo de un millonario zampabollos, machista, homófobo y racista campe a sus anchas declarándole la guerra comercial a China, rompiendo el acuerdo nuclear con Irán o jugando a las bombas con Corea del Norte. Además, hay un efecto de extensión. Si un botarate sin escrúpulos puede gobernar la mayor potencia del mundo, ¿qué no podremos hacer los demás?

Esta gente, que miente más que habla, difunde un mensaje de odio que a base de repetición, va calando, básicamente porque es más simple que el análisis complejizado de la realidad. Como es más simple una canción de Malú que una de Silvio Rodríguez.

Y ese odio que se instala sirve para que ganen la batalla más importante de todas las que suelen ganar: la cultural. Cuando terminemos por quitarle hierro a lo que hoy nos escandaliza, les habremos abierto las puertas no del poder (con cuya complicidad ya cuentan) sino las de la legitimidad. De un día para otro, veremos a Abascal o a quien haya asumido su discurso brindando en un chiringuito del Valle de los Caídos por la exhumación de los derechos LGTBI. Y a Trump y sus compinches expulsando del país a congresistas mientras su esposa eslovena duerme en la Casa Blanca esperando no oír los gemidos de las amantes de su marido.

Tags:

  • Himar Reyes Afonso

    Canario en la capital, estudió para dedicarse al cine, aunque lo que siempre ha hecho es escribir. Ha co-escrito un guion de teatro para la obra original del showman Alberto de Paz y tiene un par de largometrajes en la despensa. Escribe también sobre actualidad política en su blog personal, La Lógica del Kruger, y algunos artículos han sido publicados en la sección “Librepensadores” de Infolibre y en el portal Rebelión. Iniciándose en organizaciones de la sociedad civil como ATTAC o la campaña Stop TTIP. Colabora en 7iM desde principios de 2016, convencido del proyecto, sobre todo, porque puede escribir lo que le da la gana.

  • Mostrar comentarios (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *

ocho − 7 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ads

Te puede interesar

Lobo alfa, Justicia

Lobo Alfa

Si se priva de libertad a un rapero por cantar y se otorga la ...

SUPREMOcistas

Los “supremocistas” reconocen a Francisco Franco como Jefe del Estado. Obviando hechos históricos como ...

Objetos polémicos

Si yo me cagara en dioses o vírgenes ficticios ¿…? ¿Estaría cometiendo un delito...

Hygee, Lagom… Platanoom

Resulta curioso observar como el hecho tecnológico, en el periplo evolutivo humano, ha condicionado ...

El hombre del pelo plateado

Lo que voy a contar es largo pero verídico y ocurrió durante un festival ...

Recordatorio

Recordatorio Lentillas caídas Puede ser una paradoja que exista un delincuente que haya plantado ...