No me niego

No me niego, microrrelato

No me niego

Nadie me dijo que morir era primero. Que al principio todo era duelo. Que para nacer había que dejar los restos. Nadie me contó que la historia única era mentira. Que los cuentos chinos eran buenos. Que mutilarse era innecesario. Que encajar te quita el aliento.

Nadie habló de mi poder.

Nadie me contempló como universo.

En cambio, el relato unívoco me enseñó que negarme es el primer mandamiento. Por tanto: Yo me niego.

Qué conjugación más espantosa.

Qué podrido este sustento.

Qué vileza la de este credo.

Nadie me advirtió del peligro de este juego. Nadie quiso que supiera que pertenecer a la historia universal me obligaba a renunciar a la mía primero. Como venganza, yo no le he dicho a nadie que no estoy dispuesta a hacerlo. Porque yo vine a vivir. ¿No viniste tú a eso?

Fotografía de Samuel Zeller (Unsplash)

Tags:

  • Lorena López

    Nací en la clínica del Pino. Luego vino la vida. Me gustaba contar cosas, por eso me hice periodista. Escribo para recordarme, me adelanto a todo contándome. He trabajado en medios y en comunicación corporativa. Ahora cuento en la radio, que fue mi semilla. Siempre tengo un proyecto al que dar vida. Creo que existen muchos modos. Es un derecho y un deber respetar el propio.

  • Mostrar comentarios (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *

catorce + cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ads

Te puede interesar

Entremeses algo nylon - Ficciones - 7 Islands Magazine

Entremeses algo nylon

La invasión cuqui del metro cuadrado se estaba poniendo fatal en el centro de ...

Nada-que-decir-Ficciones-Revista7iM

Nada que decir

Voy caminando paciente como si nada me hubiese ocurrido, que en su momento he ...

Repulsa de sonajero

Aquella niña no era una niña cualquiera. El lugar que en el corazón de ...

Hiram

Cuando el Maestro Hiram fue aprendiz Hiram se sumerge metafóricamente en el centro de ...

Líneas de lluvia (un relato de Alexis Ravelo)

Dedico casi cada hora de cada día a cuidar de él. Hago su comida ...

eclipse, relatos, Carlos Ortega Vilas

Eclipse

El eclipse había barrido también las calles mojadas que olían a orina y a ...