Las endechas guanches

Una ventana a nuestros orígenes que sigue latiendo

En 1980, el esqueleto de un joven con una fractura craneal es descubierto por un grupo de arqueólogos que trabajaban en la excavación de la iglesia de la Asunción de San Sebastián de La Gomera sometida a una importante reforma. También hallan una moneda castellana acuñada durante el reinado de Enrique IV.

Las pistas encontradas permiten datar el enterramiento anterior a 1471 y ponerle nombre propio al esqueleto: Guillén Peraza de Las Casas, hijo de un noble andaluz, dueño y señor de Fuerteventura por dote en matrimonio, cuyo afán de conquista acaba con sus huesos bajo tierra.

El poderoso y acaudalado Guillén parte de Sevilla hacia Las Afortunadas con tres navíos de la armada y doscientos hombres en 1447. En Lanzarote y Fuerteventura amplía su ejército con la misión de conquistar La Palma, pero la orografía de la isla bonita juega en su contra y según relata el escritor del siglo XVI Juan de Abreu Galindo «los palmeros diestros y ligeros en ella, poniéndose en los pasos mas ásperos y dificultosos acometieron a los cristianos de tal manera que los desbarataron, y aunque se defendían animosamente los hicieron recoger, y queriendo Guillén Peraza de las Casas hacer rostro le dieron una pedrada y cayó muerto».

El cantón de Tihuya, entre Los Llanos de Aridane y El Paso, es escenario de la batalla contra los benahoaritas dirigidos por el rey Echedey, quienes vencen con piedras, palos y garra aborigen al conquistador español. De la muerte del noble castellano nacen las Endechas a la muerte de Guillén Peraza, primeras composiciones literarias de Canarias.

Llorad las damas si Dios os vala

Guillén Peraza quedó en La Palma

La flor marchita de la su cara

No eres palma, eres retama

Eres ciprés de triste rama

Eres desdicha, desdicha mala

Tus campos rompan tristes volcanes

No vean placeres sino pesares

Cubran tus flores los arenales

Guillén Peraza, Guillén Peraza

¿Dó está tu escudo? ¿Dó está tu lanza?

Todo lo acaba la malandanza

Assi desta manera quedó en nuestro tiempo la manera de enterrar los caballeros, que los llevaban en sus andas descubiertos, vestidos de las armas que tuvieron, y puesto el capellar de grana, y calzadas las espuelas, su espada al lado y delante las banderas que había ganado y otras muchas cosas de gentiles. A ciertas partes de la ciudad se paraba, quebrando los paveses yescudos de la casa. Llevaban una ternera que bramasse, los caballos torciendo los hocicos, y a los galgos y lebreles que había tenido daban de golpes para que aullasen. Tras de ellos iban las endecheras, cantando de una manera de romances lo que había hecho y cómo se había muerto.

Endechas guanches, Supertonic
Cartel promocional del concierto Vanishing Voices

Sesudas investigaciones consideran que las endechas a Guillén Peraza son coetáneas a su muerte, si bien sufrieron modificaciones a lo largo de los años y las originales derivaron en las que conocemos actualmente.

Sin embargo, antes de la endecha de Peraza, hubo otras escritas en guanche que en la actualidad se conservan en la biblioteca de la Universidad de Coímbra, de los pocos textos guanches de los que se tiene constancia.

Aicá Maragá significa Sed bienvenido y es el título de una endecha de Gran Canaria que llora la invasión de Canarias por los conquistadores españoles. Muertes de seres queridos y matrimonios indeseados de mujeres aborígenes con invasores. El precio a pagar para poder sobrevivir como pueblo.

Aicá maragá, aititú aguahae

maicá guere, demacihani

neigá haruuiti alemalai

Sed bienvenido, mataron a nuestra madre

esta gente forastera, pero ya que estamos juntos,

hermano, quiero casarme pues estamos perdidos.

 

Hay una segunda endecha de la isla de El Hierro que lleva por título Mimerahaná.

Mimerahaná zinu zinuhá

Ahemen aten aran huá

Zu Agarfú fenere nuzá.

Que lleven aquí, que traigan aquí

¿Qué importa? Leche, agua, pan

Si Agarfá no quiere mirarme

 

Las endechas no murieron con la Conquista. Las mayor colección de endechas renacentistas se conservan en el Cartapacio de Pedro de Lemos, fechado en 1551 bajo el título “Endechas de Canarias muy buenas”.

Pero han sido las endechas guanches las que ahora suenan, más vivas que nunca en una isla de las antípodas, donde el director del coro neozelandés Supertonic, Isaac Stone, las ha resucitado. Este profesor de música del Tawa College ha creado un proyecto musical con piezas vocales de siete culturas del mundo escritas en idiomas desaparecidos o en peligro de extinción.

Las letras en australiano aborigen, inuit, navajo, maorí y nahuati, se funden con el lamento guanche, resuenan en los teatros de Wellington y se comparten en redes sociales.

Se equivocaron quienes creyeron que el guanche era una lengua muerta. Hoy late en las gargantas de los cantantes de un coro neozelandés y el lamento se propaga cruzando continentes.

endechas, canarias
Endechas Aicá Maragá y Minerahaná / Fuente: Biblioteca General de la Universidad de Coímbra

 


Fuentes:

Proyecto Tarha (https://proyectotarha.org/)

MúsicaAntigua.com (http://www.musicaantigua.com/las-endechas-de-canarias-uno-de-los-repertorios-tradicionales-mas-de-moda-de-su-tiempo/)

Ínsula de Babel, Sabas Martín. Ediciones Idea, 2007

Las Endechas «De Canarias», Maximiniano Trapero. Universidad de Las Palmas de G.C. Publicado en Historia Crítica de la Literatura Canaria(ed. Yolanda Arencibia y Rafael Fernández), Las Palmas de Gran Canaria: Cabildo Insular de Gran Canaria, 2000: vol. I, 51-113.

XXI Coloquio de Historia Canario-Americana (2014), XXI-074. http://coloquioscanariasmerica.casadecolon.com/index.php/aea/article/view/9555. Álvarez Rodríguez, N.; Pais Pais, J.; Moreno González, A. (2016). Vida y muerte de los aborígenes en el Barranco del Espigón (Puntallana, La Palma).

Dos endechas canarias: Estado de la cuestión. Víctor de Lama. Universidad de Alcalá y Queen Mary and Westfield College.

Supertonic (http://www.supertonic.org.nz/)

Tags:

  • Mostrar comentarios (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *

doce + 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ads

Te puede interesar

El Museo Canario

El misterio de los aborígenes

Acudimos a El Museo Canario con los ojos muy abiertos... / Marina Cardenal y ...

De barbas, cafés, tertulianos

Café de Madrid

Doscientos años antes, por las calles y avenidas de Las Palmas de Gran Canaria ...

Paul Lafargue: «¡Perezosos del mundo, uníos! - 7 Islands Magazine

¡Perezosos del mundo, uníos!

Lafargue habló de la Revolución Industrial, de la avaricia de la clase política y ...

rayo verde

Nosotros filmamos el rayo verde, en Canarias

Con una vieja cámara Caméflex de 16 mm, se metieron en una avión rumbo ...

ZETRA - Alma Šuman: «Sarajevo siempre estuvo ahí para nosotros» - 7 Islands Magazine

ZETRA – Alma Šuman

Hoy Sarajevo es como una persona que sufre cáncer, y como está atrapada allí ...

Soy Cuba, historia del cine

Soy Cuba, la Revolución según Kalatózov

Es la historia de un experimento fabuloso, extraño entonces y ahora, una obra maestra ...