Islas, Canary Islands, Conferencia de Paz 1919

El curioso informe de las autoridades británicas sobre las Islas

Conferencia de Paz de París, 1919

En la primavera de 1917 aún se combatía en casi todos los frentes de la I Guerra Mundial. Entonces, el Ministerio de Relaciones Exteriores británico (Foreign Office) comenzó a trabajar en una serie de estudios que servirían de documentación de trabajo para sus delegados en la futura conferencia de paz que tendría lugar en París en 1919.  Uno de aquellos estudios, que estaría sobre la mesa de negociación de alguna de las 52 comisiones, fue el número 123 y llevaba por título un escueto Canary Islands.

Las dos posiciones principales en la coferencia eran las del presidente Woodrow Wilson de los Estados Unidos y la del primer ministro francés, Georges Clemenceau. Básicamente, el primero aspiraba a una paz universal, sin vencedores ni vencidos, y a la creación de una Liga de Naciones que debería evitar cualquier guerra en el futuro. Clemenceau, sin embargo, pretendía blindar la seguridad de su país, aunque fuera a costa de la humillación de Alemania, que debía “pagar”. Lo que tendría consecuencias funestas apenas 20 años más tarde.

Curiosamente, el primer ministro británico, Lloyd George, no solicitaba acabar con Alemania, tampoco solicitó indemnizaciones. No es que los británicos fueran extremadamente generosos, pero sí pragmáticos. Se conformaban con destruir la flota naval alemana y con obtener algunos territorios en África y Asia. La supervivencia de Alemania serviría como contrapeso al poder de Francia.

Los vencidos no fueron invitados a participar en la Conferencia de Paz, tampoco la Rusia soviética, y mucho menos los países neutrales, entre los que estaba España. Entonces ¿qué hacía un informe sobre las Islas Canarias, elaborado por los británicos, en aquellas negociaciones?

***

La edición de este librito de 52 páginas estuvo a cargo del historiador Sir George Walter Prothero, que fue presidente de la Royal Historical Society y de la Sección de Historia del Foreign Office. Él mismo firma el prólogo, donde explica que la publicación es una de las 160 que se redactaron con información básica sobre aspectos geográficos, históricos, económicos, religiosos, sociales y políticos de aquellos territorios sobre los que tendrían que negociar en las diferentes comisiones de la conferencia. Prothero termina advirtiendo de que la información fue recopilada antes de la guerra y que una vez casi finalizadas las tareas de la Conferencia de Paz, se publicaban con la intención de que sirvieran a estudiantes, historiadores, economistas, viajeros y hombres de negocios.

El estudio está divido en cuatro secciones: Geografía física y política; Historia política; Sociedad y condiciones políticas; y Condiciones económicas. Además contiene dos apéndices: uno con datos de exportación de plátanos, tomates y papas; y otro con las principales importaciones.

Hemos recopilado solo algunos extractos que nos han llamado especialmente la atención, respetando la estructura y orden del libro. Los títulos de los párrafos, la numeración y los paréntesis corresponden al original. Entre corchetes, algunas aclaraciones y palabras significativas en inglés. Al final de este artículo encontrarán un enlace de descarga gratuito del libro en la Librería del Congreso de los Estados Unidos.

***

(4) Condiciones sanitarias

El clima es extremadamente saludable, y se puede decir que la ausencia de malaria es total. No es necesario tomar medidas especiales, pero sí es aconsejable protegerse en las horas del mediodía durante los meses de julio y agosto. Entre los nativos son frecuentes los casos de tuberculosis. La sífilis y sus enfermedades asociadas son extremadamente habituales. La anemia es también frecuente, principalmente entre las mujeres de clases prósperas. Las enfermedades de la piel son numerosas entre las clases pobres debido a la malnutrición. La lepra es también frecuente.

(5) Raza y lenguaje

La principal raza que habitaba las Islas eran los Guanches, pero desde que los españoles [Spanish] las conquistaron hace cuatro siglos, los primitivos desaparecieron casi completamente, debido a sucesivos cruces con los españoles [Spaniards]. Sus características raciales son, por lo tanto, la de los españoles. Una especie de español corrupto es el único idioma usado por los nativos.

Movimiento

Durante 1914 nacieron en todo el archipiélago 13.304 niños (la mayoría varones), de los cuales 396 nacieron muertos o fallecieron en las 24 horas siguientes al parto, quedando un total de 12.908. El número de fallecimientos en ese año fue de 6.970. La emigración aumentó considerablemente, principalmente a Cuba y repúblicas de Sudamérica.

(3) Expediciones portuguesas

Desde este momento en adelante [se refiere al fin de la conquista] las Islas Canarias es un país puramente español. Los Guanches desaparecieron como raza aparte. Fueron convertidos y absorbidos, pero no exterminados, y no hay duda de que sus descendientes forman un elemento considerable en la población actual.

(ii) Naturaleza y volumen del comercio.

En 1912 el número de vapores que llegaron y atracaron al puerto de Santa Cruz de Tenerife fue de 2.848, con un tonelaje total (carga o lastre) de 6.555.902 toneladas. De ellos, 1.394 (4.096.876 toneladas) eran británicos; 154 (433.800 toneladas) eran alemanes; 192 (406.932 toneladas), franceses; y 162 (177.633), noruegos.

En el Puerto de La Luz (Las Palmas), en el mismo año, llegaron 4.888 vapores, de los cuales (incluido el comercio costero) 2.449 eran británicos; 996 españoles y 719 alemanes. También llegaron 1.600 barcos de vela, de los cuales 1.602 [sic.] eran españoles, con un total de 88.051 toneladas.

(B) Industria. (1) Trabajo. (a) Oferta.

Los habitantes de las Islas son del tipo europeo, con buen físico, capaces de trabajar duro y frugales en su modo de vida. El hombre retiene la característica africana de la renuencia a hacer nada por ellos mismos, obligando a sus mujeres a realizar labores por ellos, especialmente en agricultura y transporte. Los pertenecientes a las clases más bajas son, en su mayor parte, analfabetos y están excluidos de alcanzar un alto nivel en las artes y oficios que practican. Hay algunos muy buenos mecánicos entre ellos, suministran suficiente mano de obra para las factorías de tabaco y molinos de seda y lana, y los establecimientos de pescado jareado de las Islas.

(b) Condiciones

Las casas de las clases trabajadoras son primitivas. Las cuevas de lava, que abundan en todas las islas, ofrecen refugio donde no es posible [consturir] cabañas. La comida de los trabajadores consiste, en su mayor parte, en gofio [sic.] (una especie de gachas de cereal tostado) de maíz cuando es posible, o, en tiempos duros, semillas de plantas u otros granos comestibles. Con esta dieta, el isleño canario [Canary Islander] trabajará desde el amanecer al anochecer con solo una pausa de dos horas al mediodía para almorzar.

(c) Emigración

Cada año hay una cierta cantidad de emigración, principalmente a Cuba y las repúblicas sudamericanas. El número de emigrantes en 1911 fue de 3.671; en 1912 fueron 2.870, de los cuales 2,423 emigraron a Cuba; y en 1914, 4.500 (aproximadamente, según su Majestad el Cónsul en Tenerife), de los cuales viajaron a Cuba unos 3.000. Solo la presión del hambre hace que aumente el número de emigrantes.

(C) Comercio

Aunque las islas son técnicamente una provincia de España, es conveniente tratar el comercio entre Canarias y la España peninsular como extranjero mas que doméstico. España compite por la aduana de la provincia en igualdad de condiciones con otros rivales extranjeros, como Inglaterra y Alemania.

(1) Doméstico

La única organización que consta para la promoción del comercio es la Teneriffe-American Board of Trade, creada con la intención de conseguir una mejor comunicación e incrementar la información comercial.

El cónsul americano en Las Palmas dice que es «la primera organización destinada a cultivar el comercio de cualquier país extranjero que se haya organizado jamás en Canarias», y añade que «es un signo alentador del progreso de los hombres de negocios interesados en el mercado». Los comités, dice el cónsul, apuntan a la solución de problemas, como [obtención de] grandes créditos, métodos estandarizados de financiación y los frecuentes problemas de los barcos de vapor.

El objetivo principal parece ser la eliminación de los intermediarios de Liverpool y Hamburgo para conseguir un trato directo entre los Estados Unidos y Canarias.

(b) Importaciones

Casi todos los productos manufacturados y las materias primas que necesitan las islas tienen que ser importados. España suministra casi exclusivamente aceite y vino. El Reino Unido se ha llevado hasta ahora la parte del león en el comercio del carbón y otras comodidades, como abonos químicos, flúor, maíz, arroz, maquinaria, algodón y otros muchos artículos importados en menor cantidad, como galletas, velas y jabón.

(c) Aduanas y tarifas

Algunos productos está excluidos de declaración [aduanera], haciendo de los puertos de las islas puertos libres, estando por debajo de las tarifas de los puertos peninsulares. Algunos de los artículos gravados son la pimienta y el chocolate, que pagan 200 pesetas por 100 kilogramos; el té, 150 pesetas; el cacao, 100 pesetas; alcohol y licores, 100 pesetas por hectolitro. Existe una carga nominal para el tabaco.

Condiciones económicas

[…] los alemanes también han dado pasos para asegurarse un valioso lugar en los vecindarios de los puertos. También han adquirido relevancia en el mercado hotelero.

Los requerimientos de los visitantes han ofrecido a los isleños un sustento que los ha llevado ha descuidar la explotación de sus propios recursos, salvo escasas excepciones. Por lo tanto, se han hecho totalmente dependientes del exterior para cubrir las necesidades básicas de la vida, las cuales han obtenido, como hemos mostrado, del Reino Unido, aunque con un incremento considerable de los productos llegados de Alemania, de los Estados Unidos y Sudamérica. Como consecuencia, han sido afectados muy seriamente por la guerra en Europa.


Descarga y lectura gratuita

  • Mostrar comentarios (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *

11 − seis =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ads

Te puede interesar

Mujer y bigamia

Mujer y bigamia La emigración hacia el continente americano fue una constante durante la ...

San Cristobal - El barrio de los "Chacalotes"

El barrio de los “Chacalotes”

Bañado en salitre y plantándole cara al Atlántico. Así se erige San Cristóbal, el ...

La mujer y Erasmo de Rotterdam: Coloquios - Historia - 7 Islands Magazine

La mujer y Erasmo de Rotterdam: Coloquios

Erasmo fue uno de los humanistas más importantes del siglo XVI. Contribuyó a plantear ...

The CIR: Welcome to the Canary Islands - 7 Islands Magazine

The CIR: Welcome to the Canary Islands

El día 9 de marzo de 1903 salía a la luz The Canary Islands ...

Cementerio Inglés

El Cementerio Inglés de la calle Marconi

El viejo Cementerio Inglés ha visto llegar nuevos buques y convertirse en barrio, mientras ...

Derechos Humanos: un arma arrojadiza - 7 Islands Magazine

Derechos Humanos: un arma arrojadiza

La defensa de los Derechos Humanos es una cuestión en la que todo el ...