Anelio Rodríguez Concepción - 7 Islands Magazine

Edición de Nicolás Melini

En estos días, en la isla de La Palma, se está produciendo un hecho insólito —para los tiempos que corren en Canarias—: se celebra una exposición sobre una revista insular, La Fábrica (Miscelánea de arte y literatura), que Anelio Rodríguez Concepción fundó y además dirigió durante la segunda mitad de los 90 y la primera mitad de década del nuevo siglo. 10 años de literatura y creación artística, 30 números realizados con muy pocos medios y sí mucha cabeza editorial. La ocasión es propicia para que traigamos a esta sección digital la poesía de Anelio Rodríguez Concepción, editor en papel de fragmentos de la obra de otros muchos.

Anelio Rodríguez Concepción - Leer - Poesía - 7 Islands Magazine
Fotografía cortesía del fotógrafo Vasco Szinetar

Anelio Rodríguez Concepción (1963) ha publicado los libros de poemas Poemas de la guagua, Poma, La ciudad se rompe y se levanta y Vigilias.

Separador_01

POEMAS

Había una vez un muchacho que besó a Martina con la rodilla en tierra y besaba al ser la aurora tras los barcos vapores, no porque fuera la aurora sino porque una cosa contenía a la otra, de tal modo que siempre que amanecía, el muchacho besaba, y también a la inversa. Entonces la habitación, la almohada, se teñía con una tristeza tan profunda como un aljibe sin llave lleno de agua sangrosa, de intensas almohadas. Había una vez una casa de pájaros. El muchacho ponía las yemas en Martina, por el talle de senos desbordándose, buscando su delta: las yemas eran el beso y la aurora, y al revés. Besó, las ramas se fueron directas a la casa, la tormenta, el canal, la última de las estaciones, y todo esto fue una vez. Y dos veces. Y todas las veces que besara con la rodilla en tierra y sin la rodilla en tierra.

Poma, 1987.

Si no la conociera ahora tal como es y la conozco, la conocería ahora tal como es y la conozco: la llamaría por el mismo nombre si no supiera de su nombre nada o si supiera de su nombre casi nada. Me hubiera encontrado por primera vez con ella en la misma esquina todas las veces que fueran para caer en la cuenta del pliegue sobre su boca y del deje sedoso, para caer en la cuenta de que estaba lloviendo. Y aunque no lloviera, llovería justamente en aquel instante.

Poma, 1987.

De ahí salen unas glosas creativas y siempre  concisas, inventivas o líricas. De la feliz comunión de textos y dibujos surge una realidad de inhabitual   originalidad, aparentemente sencilla, pero compleja; inocente y burlesca. […]
Santos Sanz Villanueva

Y si una ola de diez pies por veinticinco manos abiertas, pero abiertas hasta la sangre brazo arriba hacia el costado, y si una ola viene y se lleva la casa a rastras, la luz del dormitorio, el sueño penúltimo y si una ola de dos licores y medio, de fresales, y si se lleva consigo tanto violento suspirando como de amor al borde, al mismo borde del susurro en dobles eses y en un zigzag de sábanas al sol.

Poma, 1987.

Si no fuera porque hoy es lunes, lanzaría la voz por la ventana como una pelota de colorines sobre las pájaros en aquella cornisa de arriba, para que alcen remolinos de viento en espiral hasta las cumbres más cumbres de las cumbres, hasta que el aire caiga mojado al pie de la sombra, el aire de frente, el aliento de beso volado que se ha ido; mientras uno permanece aquí, a la espera del domingo redondo y tutifruti que ya se vislumbra en las sirenas de los barcos.

Poma, 1987.

Separador_01

«Un libro espléndido: de tipos, de  atmósfera, de lenguaje.»
José María Merino

Separador_01

EL INSOMNE HABLA CON SU SOMBRA

La noche es algo más que no sé qué música de tam-tam
sobre los gruesos cables de la luz,
de un lado de la calle al otro lado
de ti,

la noche es algo más que no sé qué verbo de oro viejo
de dieciocho quilates
en la penumbra,
algo más que una música de gallos,
y más que tu silueta en la memoria,
tan yugo,
como la respiración,
como el pensamiento,
mucho más que una vasta espera
cosida a los tobillos con alambres.

Repito que algo más,
y tú dices que no,
que es algo menos
sobre el reflejo bruno de la estancia.

Así no llegaremos nunca a parte alguna.
Ni a la gloria del sueño ni a la sima
de una llama de fósforo temblando
contra la mano abierta.

Vigilias, 2008.

Separador_01

SUEÑO

Mi padre solía soñar que volaba
sobre las casas y los bosques,
y yo ahora suelo soñar que vuela
y vuela a cada instante,
con su batín de cuadros,
ah,
su bonhomía,
su diabetes,
papá,
ven,
lo llamo,
sueña que lo sueño
y sonríe
sobre la almohada doblada,
sobre las casas,
mi padre,
ven,
sobre los bosques,
a la luz de una bombilla lee, página
tras página, hora
tras hora, lee
El rayo verde, lee
El coronel no tiene quien le escriba,
las Memorias de Chaplin,
qué sé yo,
y le paso la hoja,
y huelo su almohada,
qué prodigio,
nada huele tan bien como su almohada,
nada en el mundo.

Vigilias, 2008.

Separador_01

«Aquellos que tuvimos la fortuna de leer de primera mano Poma nunca  volvimos a ser los mismos.»
Ernesto Suárez

Separador_01

 

Narrativa
Narrador destacado entre los canarios nacidos en los 60 y después, figura en la más reciente antología de narradores insulares, G21, y ha publicado libros como La Habana y otros cuentos, Ocho relatos y un diálogo, El perro y los demás, el bestiario Relación de seres imprescindibles, y la novela La abuela de Caperucita.

Antologías y traducciones
Anelio Rodríguez Concepción ha sido incluido en diversas antologías de narradores, como L’oceano, la chitarra e i vulcani; Los mejores relatos canarios del siglo XX; Cuentos de la Atlántida; Generación 21: nuevos novelistas canarios y Mar de pirañas. Nuevas voces del microrrelato español.

Textos suyos han sido traducidos al italiano, al alemán, al francés y al portugués y aparecido en diversas revistas nacionales, como Leer o Magazine, y en publicaciones del extranjero, como las italianas Linea d’ombra y Meridiani.

La Fábrica
Entre 1995 y 2005, Anelio Rodríguez Concepción editó y dirigió la revista La Fábrica (Miscelánea de arte y literatura), publicación de difícil comparación con otras de su ámbito insular por su carácter abierto y universalista, y por la que pasaron en formato breve figuras indispensables de la cultura canaria, española e internacional, como Víctor Erice, José Ángel Valente, Cristino de Vera, Andrés Sánchez Robayna, Gonzalo Torrente Ballester, Luis Feria, Paul Auster, Pedro González, Luis Mateo Díez, Ernesto Suárez, Gastón Baquero, Sophia de Mello Breyner Andresen, José María Merino, Eugenio Padorno, Bern Dietz, Peter Bagge, Moebius, Eduardo Moga, Wole Soyinka, Tarek William Saab, Dolores Campos Herrero, Juan José Millás, Jordi Doce, Jorge Gorostiza, Rafael Arozarena, Augusto Roa Bastos, Ana María Matute, Care Santos, Elsa López, Sabas Martín, Toni Montesinos, Lázaro Santana, Jorge Amado, Poldo Cebrián, Ángel Sánchez, Fernando Savater, Ted Hughes, Jorge Eduardo Benavides, Nicolás Melini, Eugenio Montale, Manolo Blahnik, José Hierro, Polo Ortí, Alfredo Bryce Echenique, Rubén Blades, Jorge Rodríguez Padrón, José Balza, Arturo Maccanti, Rafael José Díaz, Juan Carlos Méndez Guédez, Eduardo Chillida, Eloy Tizón, Juan Carlos Chirinos, Manuel Rivas, Ignacio Sanz, Daniel Barenboim, Antonio Bordón, José Luis Alonso de Santos, Antonio López, Marcel Hanou, entre otros muchos.

Pintura
Discípulo de su tío Quico (Francisco Concepción, el mayor especialistas en pintar la Caldera de Taburiente al natural), Anelio Rodríguez Concepción pinta pequeños cuadros —detalles de cielo, horizonte, mar— de una belleza y una verdad muy particulares.

El tabaco
Descendiente y familiar de tabaqueros palmeros (y fumador de tabaco puro), se ha convertido en uno de los mayores conocedores de su historia, y ha publicado el estudio antropológico e historiográfico La tradición insular del tabaco, reeditado recientemente con nuevas aportaciones.

Reconocimientos
Anelio Rodríguez Concepción es Doctor en Literatura y realizó su tesis doctoral sobre la obra y la figura del poeta Ramón Feria (del que posteriormente sería editor de su obra completa).

Obtuvo el Premio Tiflos de libros de cuentos por El perro y los demás y el premio “Ciudad de Santa Cruz de Tenerife” de libros de cuentos por el libro Ocho relatos y un diálogo.

Invitado por el Instituto Cervantes, ha impartido charlas y ha participado en coloquios y recitales en diferentes ciudades de Europa, América y África.

Reside en la isla de La Palma (Canarias).

Anelio Rodríguez Concepción - Poesía - 7 Islands Magazine

Separador_01

Nota: Los cuadros incluidos en este artículo son obra del poeta Anelio Rodríguez Concepción 

Tags:

  • Mostrar comentarios (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *

dieciseis − 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ads

Te puede interesar

Daniela Attanasio

Attanasio, poeta y crítica aún inédita en España, recoge en estos poemas el testigo ...

Gregorio Delgado Henríquez - 64 - Colombófilo - Islanders - 7iM

Gregorio Delgado Henríquez

«Hace años mandé cinco palomas a Tan-Tan (Marruecos) y llegaron cuatro. Cada vez que ...

Miguel Ángel Ibáñez Fernández

«Con seis años fui al Sol Cinema, no estoy seguro pero creo que la ...

Yolanda Pantin - Leer - Poesía - 7 Islands Magazine

Yolanda Pantin

La poesía de Yolanda Pantin transcurre prosaica y bella, transmitiendo un presente que tiene ...

Juana del Pilar Santana Falcón - 25 - Propietaria 'Casa Juana' (Moya) - 7iM

Juana del Pilar Santana Falcón

«Esto era una tienda de aceite y vinagre de antes de mis abuelos, tiene ...

Josefina de la Torre: La Mujer-Isla - 7 Islands Magazine

Josefina de la Torre: La Mujer-Isla

Una de estas sinsombrero que encarnó, como pocas, el modelo de mujer vanguardista fue ...